top of page

El “anticomunismo” está fracasando



por Ricardo Milla Toro

Una vez más el Perú ha hecho el ridículo a nivel internacional. El martes, de modo paternalista, la embajada de los Estados Unidos en el Perú alertaba de unas supuestas 300 embarcaciones chinas que estarían pescando en mar peruano. Sin ninguna prueba, la embajada del país imperialista instaba al gobierno peruano a que le hagan caso.

Como nuestra prensa es ideológicamente rastrera al capitalismo yanqui, no hizo más que rebotar la noticia que daba la embajada estadounidense. Lo mismo hubiera pasado en el gobierno del presidente de los grandes capitalistas, porque bien sabemos que responde inmediatamente lo que le manden sus patronos gringos, sin embargo, la Marina de Guerra del Perú salió a desmentir lo dicho. Las embarcaciones están fuera de las 200 millas de nuestro mar.

Para quien esté informado de la agresiva campaña de Trump para quedarse en la Casa Blanca, sabrá que hay un plan desde el gobierno estadounidense para desprestigiar a China. Si antes la campaña de Trump era contra los inmigrantes y latinos, ahora se enfoca en el peor enemigo que puede tener un gringo: el comunismo.

Lo cierto es que China socialista le está dando duros reveses al imperio yanqui. No solo ahora tiene mayor influencia en nuestra región, desplazando así a los gringos, sino que además a nivel mundial China se posiciona como la economía más confiable. Los chinos, con su socialismo con características chinas, han sacado de la pobreza a billones de personas en los últimos 30 años. Hoy por hoy es autosuficiente y, a pesar de las sanciones de la administración de Trump, el país asiático sigue sin detenerse en su camino a obtener mayor riqueza.

Por si fuera poco, el presidente de Bielorrusia ha juramentado por un periodo más en el cargo. A pesar de los intentos de EE.UU. y la Unión Europea por desestabilizar al gobierno y tratar de instigar a la población a desconocer los resultados de la población, no solo Lukashenko reafirma su legitimidad en el cargo, sino que el intento sedicioso ha fracasado. Lo cierto es que el futuro de Bielorrusia lo deben elegir sus ciudadanos, aunque al imperialismo no le guste.

Estados Unidos está acostumbrado a mentir y hacer uso de su propaganda para evitar que el comunismo se instaure. Empero, los pueblos libres del mundo siguen luchando para que el socialismo sea una realidad exitosa. China es muestra de ello: el socialismo funciona, da prosperidad, cultura y progreso a su pueblo. EE.UU. tiene miedo del comunismo, y más vale que tema.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page