top of page

El colonialismo aún existe


por Ricardo Milla Toro

Si no era Colón, hubiera sido otro, tarde o temprano, pero habría pasado. El saqueo de América se iba a dar por los europeos, pues las condiciones materiales que configuraban la sociedad de fines del siglo XV lo iban a permitir.

El asunto no está en la persona de Colón o de Pizarro, sino en la política económica que se dio en esos tiempos.

Con un feudalismo que se iba centralizando en monarquías absolutas, Europa se lanzaba a la colonización. España lo hizo de una manera bastante cruenta: en menos de 50 años redujeron la población originaria de 50 millones a 7 millones. Inglaterra opto por el exterminio total de la población local. Luego se apropiaron de las tierras y gozaron de la explotación de recursos naturales por 300 años.

Ciertamente trajeron su cultura, en general, con sus vicios y virtudes. A su vez, los pueblos de América no es que eran todos unos pacifistas que vivían sin guerras. Claramente no, sin embargo no tenían las políticas de exterminio que aplicaron los europeos. El modo de conquista de los incas, por ejemplo, iba acompañado de un aprendizaje de la cultura conquistada y de sincretismo.

De todos modos, fueron culturas muy distintas entre ellas y más aún con las europeas. Al decir culturas nos referimos que fueron eso: culturas, y no la leyenda de que aquí las personas vivían en la edad de piedra. La típica imagen de los indígenas en estado casi salvaje tomándole la mano al hombre blanco europeo. Esa imagen debe desaparecer por ser ideológica, además de falsa. Europa sí, trajo cosas buenas, pero aquí ya había culturas con su propia astronomía, agricultura, ingeniería, arte, religiosidad, mitología, etc.

Lo que nos queda actualmente son los efectos de esa colonización, que estuvo marcada por los millones de asesinados y de esclavizados en América (y África).

Esos efectos son las muestras de la neocolonización que opera ahora el imperialismo a los países al sur del globo. El capitalismo nos explota ahora de manera legal, sin necesidad de tenernos como sus súbditos. El libre mercado les permite a los países postindustrializados obtener recursos diversos de otros países con muy poco desarrollo de las fuerzas productivas.

Mientras el peruano, o el latinoamericano, prefiera ser europeo a ser lo que ya es, entonces no habremos salido de la colonia. La revolución comienza por la toma de conciencia de quien se es.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page