top of page

La idea de comunismo



La idea de comunismo

por Ricardo Milla Toro

Muchas personas, debido a la propaganda capitalista, están convencidas de que el comunismo es darles bienes y servicios gratis a todos por igual sin importar si trabajaste o no. Esta idea no solo es falsa, sino que es uno de los motivos por los que las personas no se deciden por acercarse al comunismo.

Primero, habría que decir que el comunismo no es un sistema económico, sino un modo de existir de la sociedad donde hay una autoorganización.

Esto es, se trata de un estado social en que los actores sociales son capaces de decidir por el modo de producción y de distribución sin que este sea el monopolio de unas clases que dominan sobre otras. En otras palabras, en el comunismo no hay ni Estado ni clases ni moneda.

Muchos hablan de países comunistas, pero ¿dónde ha habido uno sin Estado, sin clases y sin moneda? En ninguno. Mientras que el capitalismo es la organización de los modos de producción por medio de una clase que es dueña de estos (burguesía) y que transforma la realidad en productos por medio de los trabajadores (proletarios), el comunismo es la eliminación de estas clases. Así, el capitalista puede obtener muchas ganancias sin trabajar, sino solo colocando el capital para la inversión. Quienes trabajan son los que ganan menos, curiosamente.

En el comunismo no habría esta realidad injusta, pues todos serían los que organizarían los medios de producción y la distribución de los bienes que de ahí se derivan. Esto supondría que todos los que puedan trabajar, trabajarían, siguiendo el principio comunista de que quien no trabaja, no come. Sin embargo, hay muchas personas que por ausencia de poderes no puede trabajar (niños, ancianos, enfermos, etc.). En ese caso entra la solidaridad y la idea de para quien según sus necesidades y sus capacidades.

Esto es el comunismo: un ideal, una meta, un estado social donde no habría miseria, sino riqueza para todos.

Para llegar a ese estado de cosas es necesario hacer una transición en la que la vieja sociedad capitalista sería reemplazada por la nueva sociedad comunista. El mediador de ese proceso es el socialismo. En él se van socializando los medios de producción, reduciendo los poderes de las clases capitalistas y reduciendo la desigualdad material. Esto haría que las clases vayan desapareciendo y con estas, el Estado. Sin mediar un mercado con monedas, sino guiado por el trabajo, no habría acumulación de capital.

El socialismo es el modo político-económico-social en que el capitalismo se va debilitando hasta no existir. Destruir el capitalismo no se hace de la noche a la mañana, sino que puede durar varios siglos. El socialismo, así, no es el fin del capitalismo, sino usar este para el bienestar de todos y la ampliación de sus caracteres positivos mientras se elimina la explotación de la burguesía.

Así que, si alguien te dice que Venezuela o Cuba o China es comunista diles que ahí hay Estado, clases y moneda.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page