top of page

Pedro Castillo: el profesor outsider



Pedro Castillo: el profesor outsider

por Ricardo Milla Toro Fue la sensación en redes sociales este fin de semana. Dejando atrás en intención de voto al mismísimo Julio Guzmán, a Ollanta Humala, a César Acuña y a Daniel Salaverry. Un profesor de un colegio de las profundidades de Cajamarca le saca ventaja a un liberal que ha liderado la intención de voto en la plaza con mayor población: Lima; a un expresidente que ha tenido el mérito de haber hecho el mejor gobierno desde Velasco; un empresario que explosionó la educación superior privada en el país; y un excongresista y expresidente del Congreso que se ganó a la gente cuando pechó al fujimorismo. A cada uno de ellos el humilde profesor Pedro Castillo los ha pasado.

El desconcierto fue grande en la capital. El sábado salió la encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y Twitter reventó. “¿Quién es Pedro Castillo?” era la pregunta que muchos se hacían. ¿Cómo alguien que no ha tenido espacio en los medios de comunicación tiene más intención de voto que Julio Guzmán que tiene cobertura mediática desde hace cinco años? El mundo oficial de los incluidos en el capitalismo globalizado no es el mismo que el de los marginados de la tierra, los excluidos del mercado.

Con un programa izquierdista que se reclama marxista-leninista y mariateguista y con una corta historia de desenvolvimiento en las provincias peruanas, Perú Libre se presenta como la alternativa socialista ante la izquierda tradicional y desgastada que está con Marco Arana y Verónika Mendoza. Estos, izquierdistas moderados, han hipotecado la lucha por los intereses del pueblo por una reforma que maquille los males del neoliberalismo. En 30 años de la Constitución fujimorista, ¿se han visto beneficiados los ciudadanos de a pie o solo las grandes empresas? No es secreto para nadie que las leyes están hechas a favor de los poderosos. ¡Cuántas veces hemos visto a la Sunat cerrar la bodega de la esquina, pero a las grandes empresas no les cobra ni un sol! Si no, vean a López Aliaga y su millonaria deuda con el Estado.

De este modo, Pedro Castillo y el partido de izquierda Perú Libre apuestan por un cambio de Constitución para llevar una revolución social en la cual el Estado sea reformado y esté al servicio de la población y los derechos básicos –materiales y espirituales– se cumplan a cabalidad.

El lema que llevan es “no más pobres en un país rico”. Ven que el problema de la pobreza no se haya solo en la educación, sino en la falta de poder material. Así, la educación y salud serán prioridad para un gobierno de Castillo, pero también inyectar dinero en el bolsillo de la gente por medio de empleos generados por empresas del pueblo con un mercado popular extendido en todo el Perú y avanzar en el proceso de industrialización.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page